domingo, 10 de octubre de 2010

Si la cuestión pasara por una cosa cibernética me quedaría tranquila, y hasta tal vez me parecería bien, pero aunque trataba de consolarme pensando que estaba exagerando, hoy me doy cuenta que cada día que pasa soy más invisible. Nadie me nada. No sé que habré hecho para que pase ésto, si me lo gané o simplemente no encajo con quienes me rodean, pero supongo, será mi culpa, muchas personas no pueden estar equivocadas. No encuentro respuesta, cambio y fuera. KG.

1 comentario:

Jorgelina dijo...

"nadie me nada".
genial expresión.

Si nadie te nada, tendrás que "Todo" a vos misma!!