martes, 28 de septiembre de 2010

Turn me on

Me resulta terrible y hasta cruel escuchar una canción y recordar cosas que me resultan tristes, entristezer tan solo por compartir alguna canción bonita con alguien que en algún momento fue especial y que, por algun brusco motivo, dejó de serlo, (o peor, sigue siéndolo). Es cuestión de dejar de intercambiar oibles con otras personas que corren riesgo de terminar lastimando, no me importa que me retruquen que compartir música es algo hermoso, en el futuro, es menos doloroso escuchar solo.

1 comentario:

este dijo...

:)
el otro día me dejaste un link de una canciòn de coiffeur en mi blog....y ahora no puedo dejar de escucharlo....
me resulta rarìsimo que me gusten canciones de una persona que conocí y pase toda la primaria...