viernes, 14 de mayo de 2010

des-orden

¿Viste cuando te disponés a ordenar tu habitación pero está tan desordenada que no sabés por donde empezar, entonces mirás un poco para ver si alguna media te da una pista, pero nada, y se te van las ganas a la mierda. Una habitación no puede quedar echa un caos para siempre, menos cuando es tu habitación y no una olvidada en algún piso de algún lugar, menos cuando querés poder ver el piso. Sabés que nadie más puede ordenartela porque todo es tan tuyo que no querés que se toque, te encantaría poder ordenar la pieza con palabras, pero no es posible, entonces estás parado en la puerta, esperando algún milagro o un momento de gran inspiración, porque ya no querés saber nada sobre todas esas cosas desparramadas a lo largo y a lo ancho, querés tener todo en su lugar, querés poder manejar todo eso que ya parece tener vida propia, pero seguís parado en la puerta porque se necesita coraje para empezar?

así estoy yo con respecto a mis ideas.

3 comentarios:

Estamos felices dijo...

Jajaja cómo te entiendo! siempre quise tener un automático en mi mente que obedezca mis ordenes sin moverme: esto va para allá, esto para acá, barrer acá, etc.

Nico dijo...

Yo creo que el cuarto debe estar desordenado, es algo por naturaleza. Eso sí, tiene que estar limpio, muy limpio. Pero desordenado a la vez.

Abrazo enorme.

mi imaginación dijo...

HAHAHA enrealidad la compré para poner las cosas de antunez, pero tu idea es buena!