jueves, 31 de diciembre de 2009

Me es muy difícil mirar el dosmilnueve y no sorprenderme de la cantidad de cosas que pasaron en un año. A decir verdad no le tenía confianza, lo pensaba con recelo y aceptando que era inevitable que existiera, pero esperando que se pase lo más rápido posible... y se pasó rapídisimo, pero con un montón de cosas buenas, malas, tristes, felices, largas, cortas, flacas y gordas que hicieron que el deseo de la desaparición del año se esfumara y me quedaran las ganas de vivirlo hasta el final [hasta el ineludible final].



Al dosmildiez si le tengo espectativas, le tengo optimismo al cambio.

2 comentarios:

Asturiela dijo...

como vos decis.. de esta historia la mitad. cuentas con 365 nuevas oportunidades :)

lauu Ra dijo...

Oh, lo lamento. Fui yo la que eliminó la firma en la otra entrada. Es que tengo un problema en las manoplas que clickeo dos veces y se te firma dos veces lo mismo, ho rri ble. Lola mento. Que lindo blog, que lindo. Y hay que tenerle esperanzas a este 2010.