miércoles, 4 de febrero de 2009

Ayer jugué el mejor debate de mi vida.

no vuelvo a jugar nunca más.